Si eres de los que están comenzando la aventura de viajar, seguramente te surjan preguntas acerca del Check-in y el Check-out en los hoteles, cómo funciona y las posibilidades que ofrecen muchos hoteles para llegar antes o marcharte de la habitación más tarde. Que no cunda el pánico, porque en Roomsday.com te vamos a resolver todas esas dudas para que sólo te preocupes de disfrutar de la estancia que estabas soñando. 

Una vez haces una reserva para unas fechas determinadas, es muy importante tener en cuenta las condiciones del hotel para la hora de entrada en tu habitación (Check-in), y la hora a la que deberás dejarla el día de salida (Check-out). Por lo general, la hora de check-in en la mayoría de hoteles suele rondar las 12:00 del mediodía. No obstante, existen excepciones de hoteles que no permiten ocupar la habitación hasta más tarde y otros que tienen un horario más amplio. Este horario viene marcado por el tiempo que necesita el personal del hotel para limpiar y volver a habilitar la habitación para un nuevo uso una vez la han dejado los huéspedes anteriores, que suele ser un margen de 2 ó 3 horas.  En el caso del Check-out, es recomendable consultar la hora límite marcada por el hotel y no despistarse, dado que si te pasas del tiempo establecido y «entregas» o te marchas de la habitación con retraso, te arriesgas a que te cobren un suplemento o una noche extra. La hora de salida en la mayoría de hoteles también suele girar en torno a las 12:00 del mediodía, pero  depende de cada establecimiento y de la ocupación según temporadas, por eso te recomendamos que siempre consultes estas condiciones cuando reserves en un hotel.

Es en este caso cuando se abre la posibilidad de contratar el Late Check-out, un servicio hotelero que permite retrasar la hora de salida de la habitación, pudiendo dejar la habitación más tarde, entre las dos y las seis de la tarde, dependiendo del hotel. De esta forma, se le da una oportunidad al cliente de acudir a la reunión prevista por la mañana con un margen de tiempo, salir a pasear o no tener que madrugar al día siguiente. Este servicio se ofrece en muchos hoteles, abonando un suplemento, aunque depende también de la disponibilidad del hotel.

Y si tienes la opción de salir más tarde, también tienes la posibilidad de entrar antes. Es el Early Check-in, que adelanta la hora de hacer el Check-in unas horas antes o bien se le entrega al cliente otra habitación que esté libre y ya esté preparada. Es otra opción que ofrecen cada vez más hoteles, además del servicio común de guardar las maletas en el hotel y volver más tarde, cuando la habitación que hayamos reservado ya está a punto para entrar.

Sea como sea, reservando tu habitación con Roomsday.com, vas a tener garantizada tu habitación cuando llegues al hotel, independientemente de la hora, aunque lo recomendable es avisar al hotel si vas a llegar a una hora tardía y tienes contratada pensión completa o media pensión. Puedes incluso pedir que te guarden la comida o la cena. Normalmente, si tienes pensión completa contratada y entras con comida, el día de salida lo harás con el desayuno; si entras con la cena, saldrás con la comida. En el caso de la media pensión, por lo general el servicio se ofrece con desayuno y cena, pero depende de cada hotel. De hecho, algunos hoteles te dejan elegir entre comida o cena, siempre que sea todos los días el mismo horario. Otros te dejan ir cambiando cada día en función de si prefieres cenar o comer.

¿Más posibilidades? Por supuesto y ésta te va a encantar. Se trata de una de las opciones más novedosas e interesantes que podemos encontrar cuando viajemos por ejemplo a destinos de playa. Ahora vamos a hablarte de las «habitaciones de cortesía» o «day-use«, que es una opción similar al Late Check-out, pero ideal para esas escapadas junto al mar, donde queremos aprovechar el día sin estar pendientes de la hora a la que hay que dejar el hotel. Son muchos los hoteles que facilitan tu estancia ofreciéndote otra habitación, en el momento que abandonas la tuya, para que puedas disfrutar de la playa el resto del día y darte una ducha a la vuelta. También está la opción de algunos hoteles, que permiten cambiarse en unos vestuarios exclusivos para huéspedes, después de darse el último chapuzón en la playa. Todo esto sin contar el servicio de maletero, como hemos comentado antes, donde puedes guardar tus maletas hasta la hora en la que sale tu vuelo o rematar el día de turismo, aunque tengas que hacer Check-out de tu habitación a mediodía.

Esperamos que este artículo te haya resultado útil, desde el equipo de Roomsday.com damos lo mejor de nosotros mismos para que todo esté a la altura que te mereces y tengas una experiencia inolvidable.

Recuerda: somos tu agencia de viajes online y estamos para ti.