Llega la Navidad, y con ella sus tradiciones imprescindibles, como visitar los mercados navideños. Los más antiguos como los de Madrid o Barcelona mantienen su esencia. Otros con el tiempo se han ido sofisticando y, además de puestos de gastronomía típica, dulces o artesanía, ya incluyen actividades de ocio, rincones fotogénicos para hacerse un selfie, pistas de hielo o espectáculos de animación. Tras el viaje que hicimos por los mercados navideños de Europa, empezamos ahora un recorrido por los más bonitos de España y por aquellas ciudades donde la Navidad se vive de una manera especial. ¿Te apuntas?   

 

MERCADOS NAVIDEÑOS EN ESPAÑA

 

1.- Madrid

2.- Toledo  

3.- Barcelona

4.- Valencia

5.- Zaragoza

6.- Granada

7.- Bilbao

8.- Alcoi

9.- Espinelves 

10.- Torremolinos  

***

1.- Madrid

Luces de Navidad en Madrid.

A Madrid le sienta bien la Navidad. Cada año la iluminación de sus calles (desde finales de noviembre) es todo un reclamo turístico y atrae a miles de personas. El mercado navideño de la Plaza Mayor se monta del 24 de noviembre al 31 de diciembre, y tiene cerca de 100 casetas. A ello hay añadir otros elementos más costumbristas, como los puestos de castañas, o la tradición de tomar churros con chocolate calentito. Y a pesar de su componente comercial no conviene menospreciar Cortilandia, el espectáculo animado que ofrece el Corte Inglés de Callao. ¡Disfruta además de la agenda  cultural que te ofrece Madrid en Navidad!

>>> Hoteles en Madrid

***

2.- Toledo

Abeto luminoso y al fondo el Álcazar. Foto: Alfonso G. Bermejo.

En Toledo, a un paso de Madrid, también se instala en su plaza Mayor un un mercadillo con diversos puestos de artesanía y una pista de hielo. De su iluminación navideña cabe destacar la de los puentes de Alcántara y el de San Martín, o los toldos de luces en la calle Hombre de Palo. En Toledo el producto estrella de estas fechas es el mazapán y el plato típico las migas. Pero, a parte, Toledo se posiciona como un destino ideal para estas fechas; porque es una ciudad de leyenda, capital de las Tres Culturas (cristiana, judía y musulmana) con numerosas rutas guiadas para conocerla.  

>>> Hoteles en Toledo. 

***

3.- Barcelona

Barcelona, Fira de Santa Llúcia.

El Mercat de Santa Llúcia, en el entorno de la catedral desde el 25 de noviembre, es el más famoso de los mercados navideños en Barcelona. Y el más antiguo, ya que sus orígenes se remontan a 1786. Se venden figuritas para preparar un belén típico catalán, entre ellas la del caganer, un pastorcillo defecando. Hoy en día se hacen caganers con rostros vinculados a la actualidad política, deportiva o social. En Santa Lucía también es típico comprarse una ramita de acebo. Por otra parte, Barcelona se transforma en Navidad en una ciudad acogedora con una completa agenda de actividades y cosas que hacer, entre ellas el pesebre viviente del Poble Espanyol, visitar Port Aventura, el Tibidabo, o admirar la iluminación de sus calles.

>>> Hoteles en Barcelona.

***

4.- Valencia  

Navidad en Valencia.

El epicentro de la Navidad en Valencia está en la plaza del Ayuntamiento, donde se habilita una pista de hielo y se pone especial empeño en su decoración. También hay otros lugares como el Mercado de Colón y las calles más comerciales del centro. No hay mercados navideños tan antiguos como en Madrid o Barcelona, pero en el Mercado Central puedes encontrar productos típicos y de la huerta. También puedes ver pesebres, como el de la Catedral o el belén napolitano del Museo Nacional de Cerámica. Todo ello se completa con una agenda cultural propia de estas fechas en teatros como el Olympia o el Escalante, este último muy recomendable para niños. Los más pequeños también disfrutarán en el Parque Gulliver, en el antiguo cauce del río Turia, donde se sentirán como verdaderos liliputienses. Por otra parte, suelen ser fechas en las que se instalan circos en la ciudad. A todo ello hay que sumar los atractivos propios de Valencia como el Bioparc, la Ciudad de las Artes y de las Ciencias, o la Albufera.

>>> Hoteles en Valencia.

***

 

5.- Zaragoza

Mercado navideño en Zaragoza.

La plaza del Pilar es el corazón de la Navidad en Zaragoza. Durante todas las fiestas se monta allí una Muestra Navideña con un Árbol de Navidad, un mercado navideño de artesanía para toda la familia, pista de patinaje, tirolinas, y se organizan actividades culturales como espectáculos de teatro. El Belén es uno de los más grandes de España: tiene 1.800 metros cuadrados de superficie total y 60 figuras de tamaño real. En ese lugar los zaragozanos también intercambian libros envueltos en papel de regalo. La iniciativa se llama “Libros que importan”, porque se procura que sean ejemplares que han marcado al lector por algún motivo especial.  

>>> Hoteles en Zaragoza.

***

 

6.- Granada

Tobogán y bola de nieve en Granada.

Entre los mercados navideños de Granada cabe destacar el de la plaza de Bib-Rambla y Puerta Real. Son dos de las zonas más céntricas y transitadas de la ciudad, y están abiertos al público desde el sábado 1 de diciembre al domingo 6 de enero. En el Paseo del Salón se instala un tobogán navideño y una bola de nieve gigante, y hay varias pistas para practicar patinaje sobre hielo. Granada se llena de belenes, montados por instituciones, asociaciones e incluso colegios. Otra tradición local es saborear en la carpa de Puerta Real los dulces conventuales que elaboran las monjas granadinas, tales como hojaldres, confituras, huesos de santo o mazapanes. Con suerte, puede que haya nevado en la Alhambra o en Sierra Nevada, uno de los destinos preferidos por los esquiadores, y tengas realmente una blanca Navidad.

>>> Hoteles en Granada. 

***

7.- Bilbao

El Olentzero llega a Bilbao.

Bilbao instala un mercado navideño en la céntrica calle Bailén, durante el mes de diciembre y hasta el día de Reyes Magos. Son unas 40 casetas de madera con artesanía, productos vascos y regalos típicos. La capital vasca también se ilumina por Navidad, con luces de bajo consumo, y ofrece sugerentes rincones para subir una foto a Instagram. En el Casco Viejo puedes comprar excelentes turrones. En torno al día de Santo Tomás (21 de diciembre) se monta un mercado del medio rural vasco donde se ofrece queso, rosquillas, miel, dulces, o productos de artesanía, entre otros. El 23 de diciembre llega el Olentzero, un simpático carbonero cargado de regalos para los más pequeños. Si decides pasar la Navidad en Bilbao, no olvides visitar lugares como el Museo Guggenheim y ‘Puppi’, el Puente Colgante (con 125 años ya), o callejear por el centro, además de buscar los mejores pintxos en sus bares.   

>>> Hoteles en Bilbao. 

***

8.- Alcoi   

Cabalgata de Reyes Magos en Alcoi.

Alcoi tiene unas tradiciones navideñas muy arraigadas, como su cabalgata de Reyes Magos, que es la más antigua de España: de hecho se viene celebrando de forma continuada desde 1885, si bien hay referencias documentales en 1866. Pero, antes, hay algo que marca la Navidad alcoyana: las representaciones del Betlem de Tirisiti, un teatro popular de marionetas que mezcla el relato del nacimiento de Jesús con toques costumbristas, y donde no es extraño que aparezcan, por ejemplo, sus famosas fiestas de Moros y Cristianos. El domingo anterior al 5 de enero se celebran les Pastoretes, una cabalgata infantil en la que un numeroso grupo de niños y niñas, vestidos con la indumentaria de pastores, desfilan sobre carros engalanados y en grupos de baile, repartiendo caramelos.  

>>> Hoteles en Alcoi. 

***

9.- Espinelves

Fira de l’Avet, Espinelves.

Uno de los mercados navideños más tradicionales de Cataluña es la Feria del Abeto (Fira de l’Avet), que se celebra en Espinelves, un pequeño municipio de Girona, durante la primera quincena de diciembre. Sus 200 habitantes se ven desbordados por los 80.000 visitantes que pasan por allí durante esos días, la mayoría aprovechando el puente de la Purísima. Se suelen vender unos 3.000 ejemplares de abeto. Con todo, a pesar del nombre, también se ofrecen productos navideños, como embutidos, turrones, castañas o artesanía, y se organizan espectáculos de animación.

>>> Hoteles en Vic.

***

 

10.-  Torremolinos  

Mercado navideño de Torremolinos.

La ciudad malagueña de Torremolinos quiere mejorar sus atractivos en invierno y desde hace unos años apuesta por un mercado navideño que se celebra durante el puente de diciembre. El mercado, en torno a la plaza de la Costa del Sol y calle de San Miguel, tiene unos 40 puestos y se acompaña de su iluminación artística, una pista de hielo natural y una feria gastronómica, en un centro urbano libre de vehículos. Si te acercas hasta allí podrás vivir una Navidad con la temperatura cálida propia de la Costa del Sol.

>>> Hoteles en Torremolinos.